Síndrome de Asperger y enfermedad celíaca

Hay personas dentro del espectro autista que también suelen tener problemas ligados al sistema digestivo. Es el caso de las personas con síndrome de Asperger, un trastorno que afecta a la interacción social y a la coordinación motora.

Las personas dentro del espectro autista tienen una deficiencia enzimática que no les permite metabolizar correctamente proteínas como el gluten o la caseína. Las personas con asperger o autismo convierten estas proteínas en péptidos opiáceos que afectan al cerebro creando trastornos obsesivos con la comida. Es frecuente que limiten su alimentación a 4 o 5 comidas que produzcan estos opiáceos.

Por esta razón, muchas personas deciden eliminar de la dieta estos alimentos. Aunque también es cierto, que existen otras corrientes médicas que no perciben la mejoría de estos colectivos al seguir una dieta sin gluten y sin caseína. Estas corrientes, atribuyen la mejora de síntomas autistas al mal diagnóstico del autismo, que muchas veces es utilizado como cajón de sastre para otras problemáticas.

Por eso es muy importante visitar a médicos especialistas que nos ayuden a determinar cuál es la mejor alimentación en cada caso.

Fuente